domingo, 28 de septiembre de 2008

Realidad

Se levantó sobresaltada de la cama, estaba mojada del sudor frio que había ocasionado aquella pesadilla en la que en su cara era pálida como la nieve, no tenía pelo en la cabeza y se encontraba frágil casi sin poder moverse.
Se miró al espejo, estaba bien, aunque un poco colorada, se veía guapísima, tenía un cabello largo y ondulado, estaba fuerte, volvía a ser la misma. Al vollverse escuchó una voz que venía del espejo:
- No volveras a tener esta imagen, seguirás enferma, deja de soñar.

4 comentarios:

Yasmina dijo...

bnvlHola niña, pues es estupendo niña, me gsta mucho el micro, claro que yo siempre tengo la esclusiva, es estupendo. Un beso.

Tacita de plata dijo...

Gracias por comentar mujer, ya me pasaré yo por el tuyo.

estoico dijo...

Hola, Esthercita...!
Mira, mi querida niña, que paso por tus letras y de paso te dejo UN SINCERO DESEO DE QUE PASES BIEN LAS FIESTAS Y EN COMPAÑÍA DE TUS SERES QUERIDOS.

Besos, amiga mía.

Tacita de plata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.